La artista iraní Morehshin Allahyari ha realizado para la organización Rhizome, dentro de su colección ‘Download’,  una copia en 3D de una escultura del Rey Uthal destruida por los terroristas del estado islámico en Oriente Próximo.

Para la artista  Morehshin Allahyari, las impresoras 3D suponen el uso de la tecnología para la resistencia y la documentación. Para Rhizome se trata de convertir es escritorio del ordenador en una sala de exposiciones.

Gracias a su introducción en el proyecto Rhizome, la documentación de este trabajo se puede descargar en un archivo .Zip, lo que nos permite conocerlo desde dentro: fotos, información, correos electrónicos, vídeos, modelos 3D. Una forma de acompañar a la autora por el proceso de creación:

http://rhizome.org/editorial/2016/feb/16/morehshin-allahyari/

Su serie ISIS es sólo la primera parte de un proyecto que quiere explorar “la relación poética de la impresión 3D, el plástico, el petróleo, el capitalismo tecnológico y la Yihad”, como apunta Allahyari en su página web:

http://www.morehshin.com/2015/05/25/material-speculation-isis/

Esta serie se centra en esculturas y artefactos romanos y asirios destruidos en 2015.

Para crear cada maqueta 3D para su impresión Allahyari no podía hacer fotografías a las obras en vivo, por lo que tuvo que conformarse con las imágenes que se podían encontrar en la web. Como su documentación nos descubre, también acudió a otras fuentes especializadas (correos electrónicos del archivo descargable) para pedir fotos, detalles e información de las traducciones en árabe.

De ahí, la artista creó los modelos 3D y los pasó por diferentes programas para corregir errores y prepararlos para la materialización tridimensional. El resultado ofrece unas figuras muy detalladas, eso sí, a escala.